FREE CLIPPER ON PURCHASE UP TO 49€

COMPRAS SUPERIORES A 79€ = ¡MECHERO GRATIS!

Cómo cultivar marihuana en balcones urbanos: ¡Aprovecha tú espacio al máximo!

Cultivar tus semillas de cannabis en la jungla urbana puede representar todo un desafío, especialmente si solo dispones de un pequeño espacio. En este artículo te damos una guía para sacar el máximo provecho a tu balcón o terraza, para que puedas llenar tu despensa de resinosos cogollos para pasar el invierno.

Muchos cultivadores que viven en la ciudad desearían tener un jardín donde dar rienda suelta a su pasión por el cultivo de la marihuana. Sin embargo, lo que muchos no saben, es que con un simple balcón urbano se pueden obtener buenas cosechas de calidad. ¡El truco reside en saber cómo aprovechar bien el espacio!

¡A continuación te explicamos cómo sacar rendimiento a cada centímetro!

Elige las semillas de cannabis adecuadas para tu cultivo en balcones o terrazas

Elegir la variedad de marihuana ideal para tus necesidades jugará un papel muy importante en el éxito de tu cosecha.

Semillas de marihuana autoflorecientes: las reinas de los balcones

Las semillas de cannabis autoflorecientes son las grandes aliadas de los cultivadores urbanos, ya que tienen un tamaño contenido que no llama la atención y, lo más importante, su ciclo de vida es muy corto: de 60 a 80 días (dependiendo de la variedad), desde la germinación hasta la cosecha.

La rapidez de las semillas auto permite hacer más de un ciclo durante la temporada de cultivo de exterior. Si vives en una región con buen clima, donde el buen tiempo se instala a partir del mes de abril hasta octubre, puedes hacer hasta tres ciclos de cultivo, lo que te permitirá obtener un gran rendimiento y evitar plagas y hongos.

Si por el contrario vives en una región con clima del norte, con veranos cortos, como por ejemplo en Alemania o Reino Unido, con las semillas autoflorecientes podrás realizar tu cultivo y cosechar antes de la llegada del mal tiempo.

Nuestras semillas de marihuana favoritas para esta temporada de cultivo de exterior son:

  • White Widow Auto: por su gran producción, si quieres cosechas abundantes y de calidad premium, este clásico nunca defrauda.
  • Blueberry Auto: por su increíble sabor a frutos del bosque y arándanos que ha enamorado a los paladares más exigentes.
  • Blue Dream Auto: porque se trata de una variedad californiana cuyo efecto sativa es de los mejores del mercado.
  • Pineapple Express Auto Feminized Seeds: porque es una variedad ultra-rápida, muy productiva y con unos niveles de THC extremadamente altos. Además su exótico sabor a frutas tropicales nos tiene enamoradas.

Semillas de cannabis Indicas y Sativas

Si lo que quieres es cultivar semillas feminizadas fotodependientes, elegir la cepa que se adapte mejor a tus necesidades será muy importante.

Las variedades de marihuana clasificadas como índicas son aquellas que desarrollan una estructura compacta y tupida. Su tamaño es más reducido y no se “estiran” como las variedades de marihuana sativa, ya que sus entrenudos son más cortos.

Pero no por ello producen una cantidad menor de cogollos, las semillas de cannabis tipo índica como por ejemplo California Indica Feminised Seeds ofrecen buenas cosechas de cogollos ultra-resinosos, muy compactos, que resultan de una calidad superior.

Por otro lado, si eres un amante de las sativas como la legendaria Neville’s Haze no te preocupes, no está todo perdido, aún así podrás cultivarla en tu balcón.

Para evitar que las variedades de marihuana sativas se conviertan en una bestia indomable que exceda las limitaciones de tu balcón o terraza, deberás aplicar técnicas de poda y entrenamiento como por ejemplo SCROG (Screen Of Green), o LST (Low Stress Training). Con ello, conseguirás un crecimiento más horizontal de la planta y podrás adaptarla a tu espacio.

Rendimiento y tiempo de floración: dos parámetros a tener en cuenta a la hora de elegir tus semillas de marihuana

Como acabamos de mencionar, existen cepas de cannabis diseñadas para ofrecer rendimientos muy altos en espacios reducidos. Investiga el potencial de cada cepa e infórmate bien de sus características antes de realizar tu elección.

Además, si vives en una zona donde el otoño llega temprano, te interesa escoger semillas de cannabis con periodos cortos de floración como por ejemplo Gorilla Fast Feminized Seeds. Esta bestia es una super productora de cogollos ultra-resinosos que puede llegar a los 1200 g por planta y, además, su corto periodo de floración de tan solo 40-45 días, la hacen muy versátil para su cultivo en exterior en climas fríos.

Cultivos verticales y colgantes de marihuana: tu mejor aliado para aprovechar cada centímetro

Si tu balcón es realmente reducido, puedes hacer un cultivo vertical utilizando estanterías, soportes de escaleras o macetas colgantes.

No tienes por qué limitar tu cultivo al espacio disponible de tu suelo, además, esta técnica te permitirá aprovechar al máximo la luz del sol, un factor imprescindible para que tus plantas de cannabis den lo mejor de sí.

Macetas ajustables para el cultivo de marihuana

En el cultivo de cannabis en exterior las macetas juegan un papel importantísimo, por ejemplo, se desaconseja usar las de color negro, ya que absorverán más el calor y harán que las raíces de la planta se calienten demasiado.

Si quieres maximizar tu espacio, una buena herramienta son los contenedores de tela, ya que no solo permiten una mayor aireación (algo que le encanta a la planta de la marihuana), sino que al no ser rígidas permiten una mayor adaptabilidad.

Maximiza la exposición de tus plantas de marihuana a la luz solar

Si hay algo que las plantas de cannabis necesitan son horas de sol, cuantas más, mejor.

Potenciar el rendimiento de tu cultivo de exterior en un balcón no solo se basa en aprovechar el espacio disponible, sino también en optimizar las condiciones de cultivo para que tus plantas ofrezcan su máxima producción.

Para ello puedes implementar las siguientes prácticas:

  • Reflejar estratégicamente la luz: esta técnica debe utilizarse únicamente cuando las temperaturas lo permitan, recuerda que no es recomendable que tus plantas de marihuana se sometan a temperaturas de más de 30 grados. Para potenciar el reflejo del sol y la luz sobre tu cultivo puedes usar superficies reflectantes como paredes blancas o láminas reflectoras (encontrarás varias opciones en cualquier growshop). Esto será especialmente importante en aquellos balcones que reciban una cantidad de luz limitada al día.
  • Rotación: puedes rotar tus plantas de sitio para asegurarte de que todas reciben luz de forma equitativa, cuando se trata de espacios limitados suele haber lugares más privilegiados que otros.
  • Protege tus plantas de cannabis de las posibles inclemencias del tiempo. Usa cortavientos si es necesario para evitar roturas de ramas y, en caso de que vivas en una región muy calurosa, utiliza toldos para protegerlas de las horas de más calor. Esto puede parecer contrario a lo que acabamos de explicar, pero recuerda que las temperaturas que superen los 30 grados serán perjudiciales para tus plantas. Por ello, más vale sacrificar un par de horas colocando una malla que les proporcione sombra durante esos momentos especialmente calurosos. 

En definitiva, se trata de observar las características de tu balcón y analizar cómo se comportan los diferentes parámetros de luz, temperatura y clima a lo largo de las estaciones, con el fin de aprovechar al máximo la luz y proporcionar a tu cultivo sombra y protección contra los elementos cuando sea necesario.

Cultivar cannabis en un balcón urbano puede ser una oportunidad para sacarle punta al ingenio y ser creativo con tu espacio. Con estas estrategias que acabas de aprender, tu balcón no solo se convertirá en un espacio de cultivo eficiente, sino que también será tu pequeño refugio verde en medio de la jungla de cemento.