FREE CLIPPER ON PURCHASE UP TO 49€

COMPRAS SUPERIORES A 79€ = ¡MECHERO GRATIS!

Las diferentes formas de consumir marihuana

Si eres un recién llegado al mundo del cannabis, es posible que solo estés familiarizado con una, tal vez dos, formas de consumo. ¡Es hora de expandir tus horizontes! Porque, en realidad, existen muchas maneras de introducir el cannabis en tu cuerpo; y ​​saber cuáles son marcará el éxito o el fracaso a la hora de experimentar los efectos que buscas.

Cuando se trata de cannabis, existe un gran abanico de formas de consumo para elegir. Eso hace que sea difícil reconocer la “mejor”, especialmente porque todos los días surgen nuevas opciones para probar. Fumar es la práctica más antigua, pero los vaporizadores se están volviendo extremadamente populares. En cuanto a los comestibles, ahora podemos disfrutar de prácticamente cualquier alimento que queramos con THC, CBD, CBG o incluso CBN. También existen aceites, aerosoles, parches, supositorios y mucho, mucho más.

Además, y si hablamos desde el punto de vista medicinal, diferentes patologías requieren diferentes métodos de administración. Por ejemplo, es probable que los problemas de la piel necesiten tópicos y ungüentos, mientras que enfermedades como el Parkinson o la enfermedad de Crohn pueden necesitar el alivio más inmediato de los vaporizadores o inhaladores. Incluso, algunos consumidores pueden requerir múltiples métodos de consumo para el alivio de diferentes síntomas dependiendo de sus necesidades particulares.

Por tanto, cada persona debe encontrar el método de consumo de cannabis que es mejor para ella. Esto dependerá del tipo de hierba que estés utilizando y de cuál sea tu nivel de experiencia, entre otros factores. Pero, básicamente, existen cuatro grupos principales donde se pueden englobar todos los demás: inhalación, ingestión, sublingual y transdérmico. Veamos en qué consiste cada uno.

Inhalación

Cuando inhalas cannabis, todos los compuestos activos, incluido el THC, se absorben en el torrente sanguíneo a través de los pulmones. El tiempo que tardan en llegar a tu cerebro es casi inmediato, lo que la convierte en la opción ideal para los consumidores de cannabis que buscan unos efectos casi instantáneos. Sin embargo, alcanzarán su punto máximo en 30 minutos y disminuirán en 1-3 horas. Y existen dos formas principales de inhalar cannabis: fumar y vaporizar.

  • Fumar

Fumar es uno de los métodos de consumo más conocidos. Cuando fumas cannabis, estás quemando una flor e inhalando el humo. Puedes fumar marihuana usando un porro, una pipa, un bong o, si eres muy creativo, ¡una lata de cerveza vacía o incluso una manzana! Cuando descarboxilas (quemas) la marihuana para fumarla, también obtienes otros restos vegetales (o de papel) con los cannabinoides. Estas sustancias extrañas pueden tener efectos negativos en el tejido sensible de los pulmones. Por tanto, debido a posibles problemas de salud, fumar cannabis se está volviendo cada vez menos popular.

VENTAJAS: Los efectos son casi instantáneos. La dosificación es fácil de controlar. Proporciona una experiencia muy cómoda.

DESVENTAJAS: Se ha demostrado que fumar es malo para la salud, independientemente de la sustancia que se consuma. También limita el llamado ‘efecto séquito’, restando el efecto deseado, ya que se desperdiciarán muchos terpenos y cannabinoides durante el proceso de combustión.

  • Vaporizar

Vaporizar es una excelente manera de inhalar cannabis sin los inconvenientes del humo. Un vaporizador de cannabis es un dispositivo que calienta la flor o el aceite de cannabis a una temperatura por debajo del punto de combustión, lo que hace que los cannabinoides se liberen en forma de vapor. Inhalas este vapor tal como lo harías con el humo. El vapor de cannabis tiene un olor sutil, ligero y agradable que no perdura, lo que lo convierte en una forma agradable y discreta de disfrutar de la marihuana en dosis extremadamente controladas.

Existen muchos tipos de vaporizadores: de sobremesa, portátiles, bolígrafos vape… pero también está el ‘dabbing’, un método de vaporización de concentrados que consiste en calentar un “clavo” de vidrio, cerámica o titanio y aplicar el concentrado directamente sobre la superficie caliente, lo que lo convierte en vapor para su consumo.

VENTAJAS: Un método de inhalación más seguro para los pulmones. También ofrece una forma más discreta y menos olorosa de consumir cannabis. La mayoría de los vaporizadores permiten elegir la temperatura a la que se calienta la marihuana, lo que permite retener los terpenos y más cannabinoides para experimentar el ‘efecto séquito’.

DESVENTAJAS: Dado que la vaporización sigue siendo tan novedosa, no ha habido suficiente investigación para proporcionarnos sus consecuencias a largo plazo en la salud respiratoria. Al igual que fumar, es posible que necesites dosificar cada 1 a 3 horas para tratar el dolor crónico.

Si todavía no has probado la experiencia de vapeo, desde Girls Seeds te recomendamos sin duda la marca Puffco, el líder en vaporizadores de concentrados premium, con su galardonada línea de productos que incluyen Puffco Peak, Puffco Plus y Proxy. Ofrecen la mejor experiencia de vaporización y cada dispositivo proporciona un rendimiento y una funcionalidad superiores. Los productos Puffco están diseñados para aquellos que exigen lo mejor en su experiencia de vapeo y continúan marcando la senda hacia donde se dirige el sector de los vaporizadores. Y como no podía ser de otra forma, puedes encontrar su gama completa de productos en nuestra web, siempre al mejor precio del mercado.

Ingestión

Con este método, los componentes de la planta se metabolizan a través del hígado, por lo que tardan más en hacer efecto que cuando se inhalan. Dependiendo de cómo de rápido sea el metabolismo del usuario, o si se ingiere con el estómago vacío, puede tardar entre 30 minutos y 2 horas en provocar efectos psicoactivos. Sin embargo, cuando estos llegan lo hacen de forma contundente y con una duración mayor, de entre 5 y 8 horas.

Y es que cuando el THC llega al hígado, este lo convierte en una molécula distinta, el 11-hidroxi-THC (11-OH-THC). Este producto o metabolito es muy activo y atraviesa fácilmente las membranas que separan el torrente sanguíneo del tejido cerebral, de ahí su intenso efecto psicoactivo. Esta ruta de metabolización hace que el efecto psicoactivo tarde más en llegar y sea mayor que con el cannabis inhalado, por lo que medir la dosis en el cannabis ingerido es mucho más difícil que cuando se fuma o se vaporiza hasta alcanzar el estado deseado.

  • Comestibles

¿A quién no le gustan las galletas, los brownies o los dulces? Los comestibles han ganado mucha popularidad últimamente al ofrecer formas deliciosas de consumir marihuana, lo que incluye desde alimentos infundidos con cannabis hasta cápsulas llenas de aceite de marihuana. También piensa en golosinas o chocolates y tendrás una manera segura de ingerir la Reina Verde sin involucrar tus pulmones en absoluto.

VENTAJAS: Son deliciosos, discretos y fáciles de usar. Los comestibles y las cápsulas se pueden comprar directamente o se pueden preparar en casa usando flores secas.

DESVENTAJAS: Puede tomar algo de práctica medir y dividir cada dosis, dependiendo de cómo se elabore el producto. Y, desafortunadamente, cuanto más sabroso sea el alimento, más fácil puede ser dejarse llevar y quizás consumir demasiado.

Sublingual

Aquí nos referimos a las tinturas de cannabis. Creadas al concentrar cannabis en alcohol, las tinturas se absorben a través de los vasos sanguíneos debajo de la lengua (sublingualmente). Para obtener el efecto completo, pon unas gotas debajo de la lengua y mantenlas ahí, permitiendo que el cannabis se absorba. Luego traga el líquido restante. Cualquier cannabinoide que no se absorba por vía sublingual lo hará a través del tracto digestivo. Esta absorción dual significan que las tinturas que se toman por vía sublingual pueden tener un inicio rápido de los efectos, así como otro comienzo posterior parecido al que te ofrece un comestible.

VENTAJAS: Versátil: se puede usar tal cual, en alimentos o bebidas, o incluso como tópico. Método de ingestión adecuado para personas de todas las edades. Discreto.

DESVENTAJAS: Puede requerir algo de prueba y error cuando se trata de la dosificación y la selección del producto. A algunos no les gusta el sabor de las tinturas de cannabis.

Transdérmico

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y puede absorber cosas como la luz solar, el oxígeno, la loción bronceadora… Hablando de loción, ¿alguna vez has probado a ponerte cannabis en la piel? ¡Porque puedes hacerlo! Los productos tópicos te permiten absorber los cannabinoides a través de la piel, donde pueden proporcionar efectos localizados para cosas como el dolor muscular, el acné, el eccema o la psoriasis; y cubren una amplia gama de productos de aplicación cutánea que vienen en forma de lociones, ungüentos, aceites y bálsamos.

VENTAJAS: A diferencia de otros métodos de consumo, no experimentarás ningún efecto psicoactivo. Se puede aplicar directamente en áreas específicas para un tratamiento más localizado. Los tópicos aplicados a la piel no aparecerán en una prueba de drogas.

DESVENTAJAS: La absorción puede ser bastante lenta. Algunas personas pueden sufrir dermatitis de contacto. La absorción transdérmica todavía es nueva y parece ser bastante errática en muchos casos, por lo que aún se necesita más investigación.

Elige el método de consumo más adecuado para ti

Como puedes observar, al igual que hay muchos tipos diferentes de plantas de cannabis, también existe una gran variedad de métodos de consumo sin una solución única para todo el mundo. La forma de consumo “correcta” dependerá del producto de cannabis que utilices, tus preferencias y la experiencia deseada. Pero ahora que comprendes cómo funciona, estás armado con la información necesaria para elegir la más adecuada para ti.