Todo Sobre Cannabis

Razones para hacer una pausa en el consumo de cannabis ycómo saber si ha llegado el momento

Imagina que tu mente es un jardín y la marihuana una de sus plantas más exóticas, para mantenerlo saludable y productivo, a veces necesitas dar un paso atrás, contemplar el paisaje y decidir qué necesita tu espacio verde. En este artículo indagamos en las razones por las que puede ser conveniente hacer una pausa en el consumo de cannabis y cómo saber si ha llegado el momento.

A pesar de que muchos se empeñan en hacer afirmaciones categóricas sobre si el cannabis “sienta bien o no”, la realidad es mucho más compleja. Lo cierto es que cada organismo es único y particular y, lo que para unos puede ser beneficioso, para otros puede que no lo sea tanto.

¿Cómo afecta el cannabis a nuestro organismo?

Los mecanismos a través de los cuales los fitocannabinoides interactúan con nuestro organismo son complejos y están siendo estudiados actualmente. Lo que sí sabemos por ahora es que estos compuestos, que incluyen el THC y el CBD, afectan a nuestro cuerpo a través de los receptores del sistema cannabinoide.

Tanto las propiedades beneficiosas del cannabis (como pueden ser sus efectos calmantes y analgésicos), como los efectos lúdicos de su psicoactividad, se producen precisamente gracias a este sistema de receptores CB1 y CB2 que tenemos en nuestro cerebro y en otras partes del cuerpo.

Por tanto, existen múltiples variables a la hora de determinar si es conveniente que una persona consuma cannabis o no y en qué cantidades. Factores como por ejemplo el tipo de uso (si es medicinal o recreativo), la cantidad, la frecuencia, etc.

Dosis y frecuencia de consumo de cannabis: factores a tener en cuenta

Una de las claves más determinantes para decidir si puede ser un buen momento para tomarse un respiro del consumo de cannabis es la dosis. Está demostrado que los cannabinoides poseen lo que se denomina “efecto bifásico”, es decir, en dosis diferentes producen efectos opuestos.

El consumo moderado de cannabis, especialmente de cepas ricas en CBD como por ejemplo, Super Lemon Haze Auto CBD, puede ser una herramienta para combatir el estrés, así como para también elevar el estado de ánimo.

En cambio, cuando el consumo de cannabis se cronifica y se convierte en abusivo, los efectos pueden llegar a ser los opuestos, ya que podrían aparecer episodios de
ansiedad y estados depresivos.

Por ello, una señal importante que puede indicarnos que es el momento de hacer un reset y tomar un descanso de nuestra querida planta, es cuando observamos que la dosis es elevada y no nos está sentando bien.

Cada persona debe evaluar su estado de forma individual, ya que no existen cifras exactas, por ello, hay que hacer un ejercicio de introspección y escuchar a nuestro cuerpo y mente. Si aparecen efectos secundarios negativos como irritabilidad, trastornos del sueño, cambios en el estado de ánimo, desmotivación general o paranoia, puede que haya llegado el momento de hacer una pausa.

Reseteando los niveles de tolerancia al cannabis

Una de las razones más habituales por las que los usuarios deciden hacer una pausa en su consumo de marihuana es reducir los niveles de tolerancia y, por ende,
mejorar su efectividad.

Cuando el cuerpo se “acostumbra” a una sustancia, necesita una cantidad mayor para que se produzca el mismo efecto. Por ello, al hacer una pausa en el consumo de cannabis se reduce la tolerancia desarrollada, lo que implica que en el futuro se necesitarán menores cantidades para obtener los beneficios deseados.

Primeros signos de adicción

Aunque la marihuana tiene un potencial bajo para desarrollar dependencia física (cuando el cuerpo necesita una sustancia en concreto), la adicción es una condición mental que puede desarrollarse no solamente en relación a sustancias sino también a hábitos.

El consumo libre y por elección de esta planta milenaria puede proporcionarnos múltiples beneficios para la salud y ayudarnos a pasar un buen rato. Sin embargo, nada en esta vida es bueno si nos genera adicción. Por ello, si observas que tu consumo de cannabis puede estar dirigiéndose hacia la dependencia psicológica, hacer una pausa te ayudará a prevenir este riesgo y puede ser un buen método para evaluar e incluso modificar los hábitos de consumo en el futuro.

Efecto de la marihuana sobre la salud física

Cuando el consumo de cannabis se hace a través de la combustión, es decir, cuando la fumamos, puede tener efectos adversos en nuestro aparato respiratorio.

Hacer un descanso puede ayudar a que los pulmones y el sistema respiratorio en general se beneficien de ello, así cómo también puede ayudarnos a analizar otros impactos sobre nuestra salud como el efecto que tiene sobre nuestro sueño y alimentación.

Claridad mental y productividad

El uso diario y frecuente de marihuana puede empañar la claridad mental, así como impactar en nuestra capacidad de concentración y memoria a corto plazo.

Algunos usuarios reportan que hacer un break durante una temporada del consumo de cannabis les ayuda a recuperar el enfoque y mejorar su productividad.

Además, es una oportunidad para considerar qué cepas (más o menos potentes), serían adecuadas para el consumo diario con el fin de que el uso de cannabis no interfiera en el desempeño de las responsabilidades diarias.

Evaluación personal: una pausa no es una despedida

Hacer una pausa del cannabis no implica cerrar la puerta para siempre a nuestra planta favorita, sino que representa una oportunidad para reflexionar y comprender mejor nuestros patrones de consumo, así como decidir de qué forma y cuándo queremos que el cannabis forme parte de nuestras vidas.

Una decisión consciente y saludable que algunos toman al escuchar su cuerpo y que en ningún caso implica una postura anti-cannábica, sino más bien lo contrario, puede ser la oportunidad para obtener una visión más completa de la planta.

Tomar un descanso de la marihuana puede ser una decisión responsable y enfocada a la reducción de riesgos, para garantizar que su uso se mantenga beneficioso y en equilibrio con otras áreas de tu vida.